miércoles, 13 de mayo de 2009

Antecedentes

Económicos:


Durante el siglo XIX se vivieron grandes cambios en la sociedad europea de occidente cambios que serán causales de una nueva percepción y orden del mundo. El periodo de “trend “[1]era inminente por lo que se produce una baja en los precios de los productos del mercado, esto a su vez causo una demanda creciente de materias primas, los burgueses desesperados ante esta situación comienzan a despedir a sus empleados y deciden buscar nuevas tierras de donde extraer materias primas y la mano de obra fuera barata, debido a que su excedente económico se lo permitía.

Bajo este contexto es que podemos percibir los primeros cambios de la segunda revolución industrial la cual modifico el sistema de vida de la sociedad .La crisis económica de 1873 trajo consigo un cambio en la economía esta fue de carácter proteccionista, volviéndose una base de nacionalismo económico aun así con claros albores de capitalismo [2] y liberalismo, es decir, una necesidad de expansión de mercados y una clara competividad por su control. Estos sistemas económicos netamente complementarios comenzaron de manera paulatina a insertarse y a expandirse por toda Europa occidental. Es así que el empuje industrializador llevo a las potencias europeas a incorporarse a un nuevo proceso denominado “imperialismo”.

Demográficos:

Los avances tecnológicos adquiridos tras la segunda revolución industrial permitieron que el crecimiento vegetativo disminuyera en las naciones industrializadas. Es así que se produjo un aumento considerable de la población, este aumento se ve claramente en las estadísticas si consideramos que en 1815 la población europea bordeaba los 190.000.000 de habitantes y en 1870 esta alcanzaba los 390.000.000 de habitantes.

Este aumento poblacional trae consigo el surgimiento de nuevas lacras sociales; el hacinamiento se hacia presente en las urbes industrializadas cada vez con mayor magnitud debido al éxodo rural vivido en el siglo XIX. Es así que la sociedad afectada tras estas desventajas de habitad ve como única solución la emigración hacia lugares que pudieran prestarle mejores servicios que su patria, donde pudieran salir de ese estancamiento social y surgir como un pequeño burgués. El punto de emigración para la mayoría de los europeos fue Estados Unidos, este vivía una época en la que se estaba estructurando socialmente, y consolidando como nación por lo que acepta a estos inmigrantes e incluso les facilita la estadía en su país. Aun así llega un punto en que EE.UU. colapsa y estos inmigrantes no fueron aceptados con tanta facilidad. Comienza el atochamiento por escapar de Europa, la única escapatoria era “colonizar” territorios que recientemente estaban siendo investigados y explorados como tal es el caso de África.

"Estaba ayer en el East End y asistí a una reunión de parados. Escuché fuertes discusiones. No se oía mas que un grito: "pan, pan". Cuando regresé a mi casa me sentí todavía más convencido de la importancia del imperialismo (...). Para salvar a los cuarenta millones de habitantes del Reino Unido de una mortífera guerra civil, nosotros, los colonizadores, debemos conquistar nuevas tierras para instalar en ellas el excedente de nuestra población y encontrar nuevas salidas a los productos de nuestras fábrica"s.[3]

Políticos:

Existen dos razones para el imperialismo del punto de vista de la política estas son la estrategia que dice que para controlar un territorio se conquistan las zonas adyacentes y las rutas marítimas; y la competencia que nos que una especie de “Darwinismo Político”, es decir, las naciones que tienen mas colonias son las mas fuertes. En el primer caso tenemos como gran ejemplo a Gran bretaña quien busca asegurar su plenitud económica a través del dominio de las rutas comerciales obligadas en África otorgándole así el paso privilegiado por estas zonas. Estos lugares geográficos son Cabo de Buena esperanza y el Golfo Pérsico en el caso de África. Por otro lado en el ámbito competitivo tenemos a Francia como gran exponente dejando a Bélgica, Alemania Italia y holanda en un segundo plano. Lo que buscan estas naciones es la fama, el reconocimiento y la hegemonía.

Ideológicos:

El etnocentrismo afecto de manera particular a estas naciones cada una de ellas veía la colonización con sus propios ojos con esto se originaron distintas corrientes las cuales son:

Pseudo darwinista: Como bien se menciono antes esta ideología es la base de la competividad y se basa en que las especies mas fuertes logran adaptarse a los cambios, por ende logran sobrevivir en el tiempo. Por otro lado las más débiles sucumben. Algunos historiadores la denominan como ideología Racista.

Pseudo Moralista; Esta ideología nos plantea a un hombre blanco superior y altruista que en facultad de su intelectualidad busca civilizar a los incivilizados, es decir, es su deber llevar a cabo esta misión civilizadora otorgándole los beneficios y avances de la sociedad contemporánea.

Nacionalismo: Tras la unificación de los estados independientes de Europa surge el nacionalismo con mayor ímpetu en la sociedad de cada nación creada, lo que conlleva a que cada nación desconozca y deslegitime a las otras culturas externas de Europa, Surge en el pensamiento de que los estados fuertes debían tener colonias, en este caso en África que según la mentalidad europea no es una cultura valida.

"Todos estaban convencidos de que la gloria nacional exigía que la nación se hiciese presente en el mundo entero"[4]

----------------------------

[1] Exceso de producción y por ende de capital económico.

[2] El protagonismo económico lo tienen los Bancos más que los empresarios

[3] Rhodes , Sir Cecil. Carta al periodista Stead. 1895.

[4] Krebs, Ricardo (“Breve Historia Universal, Pág. 408)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada