miércoles, 13 de mayo de 2009

Liberia

El Caso Excepcional de Liberia
En 1822 La Sociedad Americana de Colonización marcó a Liberia (traducido “La Tierra Libre”) como lugar donde mandar a Afro americanos Liberados, los que gradualmente emigraron a la Colonia.
El 26 de julio de 1847 los colonos americanos declararon la independencia de la República de Liberia. Los colonos consideraban África su "tierra prometida", pero no se integraron en la sociedad africana. Una vez en África se referían a sí mismos como "americanos" y se les reconocía también así por las autoridades coloniales africanas y británicas de la vecina Sierra Leona.
Algunos problemas a los que se tuvo que enfrentar fueron la presión de los poderes coloniales vecinos, Reino Unido y Francia, y la amenaza de la insolvencia financiera. Ambos amenazaron la soberanía del país. Liberia conservó su independencia durante la repartición de África, pero perdió extensos territorios, que pasaron al control británico o francés. El desarrollo económico se vio retrasado por el declive de los mercados de los bienes liberianos a finales del siglo XIX y el pago de deudas, que afectaron gravemente a la economía.
Pero no fue nunca colonizada por países Europeos, principalmente ya que el solo hecho de codiciar estas tierras, significaba formularse problemas con el Gobierno Norteamericano (una de las principales potencias en este periodo).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada